Páginas

26 nov. 2010

VAMPIRO
Por todos es conocido el mito de los vampiros, ya en siglos pasados anteriores a nuestra época, los vampiros formaban parte de los mitos de las antiguas civilizaciones, quienes los consideraban criaturas demoníacas destinadas a alimentarse de la sangre de los vivos para conseguir sobrevivir eternamente.
Últimamente, la figura del vampiro ha sido vista como un bebedor de sangre que se distingue por su don para conquistar y embelesar a las mujeres, además de cargar con una maldición a sus espaldas, como podemos ver en la novela de Bram Stoker, o como un alma torturada a lo largo de los siglos, en las novelas de Anne Rice, Entrevista con el vampiro y la Reina de los Condenados, y en estos últimos años han sido vistos como criaturas martirizadas pero inofensivas, y muy enamoradizas, como demuestran los best sellers de Stephenie Meyer.
Sin embargo, la figura del vampiro se puede explicar científicamente. No todo el mito, evidentemente, únicamente los síntomas por los que la gente pudiese pensar que alguien era un vampiro, como los síntomas que provoca la rabia, que se transmite a los humanos por un animal, frecuentemente los perros, los lobos y los murciélagos, animales que en el mito están estrechamente relacionados con los vampiros. Tras la mordedura, la víctima sufre intensos dolores en el lugar del mordisco, tiene fiebre, fatiga... como si el vampiro que lleva dentro estuviese a punto de salir ¿no? Tras esto, la víctima sufre inquietud y agitación, agresividad, insomnio, espasmos musculares en la cara, en la faringe y en la laringe, lo que provoca sonidos roncos y ahogados, con una retractación de los labios haciéndo que los dientes asomen, como si fuese un animal. Se vuelve hipersensible a los contactos externos, por mínimos que sean, exaltándose, como si de un vampiro recién nacido se tratase. Claro que, la rabia en humanos si no se trataba, y sobretodo antiguamente, era mortal, y los vampiros se carazterizan por la inmortalidad...
Luego, tenemos muchas más enfermedades que podrían explicar el concepto de vampiro que se tenía antiguamente, como puede ser la anemia, que provoca una palidez extrema y ojeras, la peste, y sobretodo, la Porfiria, cuyos síntomas son fotosensibilidad, (¡A un vampiro no le puede dar la luz del día!), deformidades faciales, palidez extrema y ansiedad por la sangre e intolerancia al ajo entre otras.
Quizás esto signifique que el mito de los vampiros se encuentra entre nosotros por algo más que una vieja leyenda transmitida oralmente, probablemente los antiguos creyeron que los efectos de estas enfermedades en la conducta de los humanos era demoníaca, quizás existieron alguna vez, quizás existan hoy y ahora.

1 comentario:

Julia dijo...

Creo que tienes potencial para salir adelante realizando una LVVT, creo que no debes perder el tiempo con cosas de poco provecho, necesitas experimentar tu mente, conocer para lo que has sido creada y ser feliz. En tus palabras se percibe un cierto aire amargo, no abres tu corazón a los demás, y los demás lo notan.

Confío en ti, se que algún día serás capaz de lograr todo aquello que te propongas y estoy segura de que yo estaré a tu lado, porque quiero q sepas que yo sipemre siempre he sido como una lapa para ti, siempre estoy para dar el coñazo, y aunque pasen años y perdamos el contacto sé que en el momento del reencuentro va a ser todo igual, y a eso es a lo que se llama amistad!!! =D Jajajaj Un verdadera amiga es aquella que cuando la ves conectada en el messenger después de 6 meses o más la saludas, y ella lo primero que te contesta es: "dios, dios, dios!, DIOS! ¿QUIÉN ERES TU?" Y tu piensas... ¿Será verdad que no se acuerda de mi? Y le explicas con pocas palabras quien eres, a lo que esa bellísima persona te contesta: "No, Julia falleció, ¿no te has enterado?" xD

Que sepas que siempre tendrás personas con las que contar! (Al menos yo!... Q poka kosa eh? xD) Aunque no sepas nada nada nada de ellas. Cuenta conmigo!

Un Cordial Saludo,

Julia, Dirª. del centro LVVT